viernes, 6 de junio de 2014

EDUCACIÓN INTERCULTURAL BILINGUE

REFLEXIONES SOBRE LA EDUCACIÓN INTERCULTURAL BILINGUE

Gustavo Flores Quelopana

Sociedad Peruana de Filosofía

(Conversatorio en Universidad La Cantuta el 04 de Junio 2014)

Agradezco a la Dra. Papa y al profesor Ricardo carranza por la gentil invitación a reflexionar sobre la Educación Intercultural Bilingüe (EIB) en el Perú dentro de un especia de tiempo muy preciso en el seno de la comunidad académica de la Universidad Enrique Guzmán y Valle-La Cantuta.

Es muy sintomático constatar que el Perú es una nación de vocación intercultural desde su remoto pasado precolombino. Culturas regionales e imperios se fueron sucediendo en diálogo intercultural fecundo y constante hasta formar lo que se conoció como la gran civilización andina. Y cuando los españoles vinieron a estas tierras se inicia la transculturización y el proceso de inculturación al mismo tiempo. De manera que el Perú ha sido epicentro histórico de diversos procesos culturales, los mismos que han enriquecido nuestra cultura y que todavía esperan mayor desarrollo.

Pero quizá lo más decisivo que constatar la extinción de las lenguas (120 en la década de los 70 y ahora apenas 46) es al servicio de qué tipo de lógica civilizatoria se pone la sobrevivencia de una lengua.

Esto significa que los propios hechos históricos desmienten que la mera conservación de una lengua significa la conservación de su cultura. Por el contrario, una lengua puede ser conservada con fines comerciales y para cambiar los valores de la propia cultura.

Lo que nos debe importar no es cuántas lenguas se enseñan y se conservan sino en función de qué lógica civilizatoria se lo hace. Si ponemos las lenguas al servicio de la expansión de los valores del mercado, el culto del dinero y la idolatría del exitismo, entonces de poco a nada servirá habrá conservar dicha lengua porque se muestra incapaz de cambiar al hombre y de humanizarlo.

En otras palabras, de poco sirve reconocer que el Perú es un país multicultural, multiracial y multilingüístico si todo esto se pone al servicio de una civilización que deshumaniza al hombre con los pseudo valores del individulaismo, egoísmo, espíritu de lucro, y la lógica del beneficio.

Requerimos con urgencia retomar nuestra conciencia nacional, defender la identidad nacional desde una plataforma política de un sano nacionalismo capaz de oponerse a la hedonista globalización neoliberal mercantilista y a la nihilista y relativista cultura posmoderna. Es necesario volver a los valores absolutos. De lo contrario las diversas lenguas a lo único que contribuirán es a la deshumanización del hombre.

Y en la tarea de recuperación de los valores nacionales hace falta una universidad humanista y no la universidad mercantilista y deshumanizada que impera hoy en día. La universidad debe ser uno de los faros desde los cuales de contrarreste la lógica instrumental de la modernidad, encabece la renovación espiritual y enfrente las deformaciones posmodernas de la cultura nacional y humanística.

En síntesis, la educación intercultural bilingüe no debe perder de vista el marco cultural y civilizatorio que requiere para no convertirse en herramienta deshuamnizadora de la lógica del capital.

Muchas gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada