lunes, 12 de junio de 2017

NOMINALISMO Y UFOLOGÍA PLATILLISTA

NOMINALISMO Y UFOLOGÍA PLATILLISTA
Gustavo Flores Quelopana
                                                    Sociedad Peruana de Filosofía
Resultado de imagen para UFOLOGÍA
Advierto la vinculación entre el nominalismo y el platillismo en dos puntos:la transformación del argumento anselmiano en el sentido de un paso de lo posible a lo necesario –la posibilidad de Dios implica su realidad y el carácter principal de la divinidad es la voluntad infinita. Eso no nos debe llamar la atención puesto que la modernidad es profundamente nominalista.

Las ideas claves del nominalismo fueron expresadas por el fraile agustino Duns Scoto en su Tratado del primer principio y son como siguen: 
1-la teoría de la univocidad del ser, 
2-la transformación del argumento anselmiano en el sentido de un paso de lo posible a lo necesario –la posibilidad de Dios implica su realidad-, 
3-la revelación es en rigor indemostrable, 
4-la teología no es ciencia teórica sino ciencia práctica reguladora de la acción,  
5-el carácter principal de la divinidad es la voluntad infinita, 
6-lo auténticamente real no es sólo lo universal ni sólo lo individual sino la hacceidad –realidad concreta compuesta de materia y forma-, 
7-todo lo creado tiene una materia o teoría de la universalidad de la materia –materia prima, creada inmediatamente por Dios; materia secundo prima, sustrato de la generación y corrupción; y materia tertio prima, la materia plasmable-,
8-la voluntad es siempre activa, por eso importancia moral es superior, por ello, el amor es superior a la fe, más vale amar a Dios que conocerlo, y así, la perversión de la voluntad es más grave que la del entendimiento.

El influjo de las ideas nominalistas del fraile franciscano Duns Scoto sobre el platillismo ha llevado a decir que como el carácter principal de la divinidad es la voluntad infinita, entonces para él no hay nada imposible. Y a fortiori puede haber creado a los ET. 

Como en el nominalismo de Scoto y Occam los universales no son ni cosas reales, ni están presentes en las entidades reales, son meros flatus vocis, entonces la verdad es indemostrable y todo es cuestión de fe. En otras palabras, dejad a cada quien en paz con sus creencias. Si crees en platillos voladores y ET está bien, pues la verdad es inalcanzable.  Además, la voluntad de Dios es ilimitada.  Y por ello, la posibilidad que Dios haya creado ET es necesaria y por ende real.

En otras palabras, toda la metafísica, ontología y epistemología del nominalismo platillista se basa en un escepticismo respecto a la verdad universal y en una teología voluntarista que exagera la voluntad infinita de Dios. Pero en contrapartida y en un sentido metafísico realista ya el Aquinate había señalado que Dios no hace todo lo que puede sino lo que debe. En otras palabras, la voluntad divina no es arbitraria, ni la emplea para confundir al hombre, y se sujeta a su sabiduría y amor infinito. 

No obstante, en la realidad hay cosas que parecen absurdas. Por ejemplo, la teoría de la incertidumbre de Heisenberg, sobre el cual Einstein objetó que Dios no juega a los dados. Hasta ahora no se halla una explicación consistente a la teoría de la incertidumbre, pero muchos inventos tecnológicos funcionan sobre su base teórica. Pero dicha teoría no es absurda sino inexplicable. Otra cosa sucede con la ufología platillista, donde todo lo posible es real.

Por estas razones el platillismo deviene en falso, erróneo y descaminador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario